Qué ver

¿Qué ver en Basilea? La ciudad es conocida mundialmente por ser la urbe donde nació el tenista Roger Federer. Sin embargo, más allá de este hecho, estamos ante una ciudad con un rico patrimonio. Y por supuesto, creemos que merece la pena ser conocido. Un paseo por sus calles nos hará viajar a una época pasada, especialmente cuando lleguemos a zonas tan emblemáticas como Marktplatz, con su mercadillo y el característico Rathaus (el ayuntamiento), un edificio de color rojo muy llamativo. Merece la pena pasear por las angostas calles del centro y ver las casas antiguas que pueblan la ciudad. También podemos cruzar por alguno de los puentes que pasan sobre el río Rin. Desde la otra orilla tendremos vistas privilegiadas de la ciudad antigua de Basilea.

Catedral de BasileaNo podemos dejar de visitar por dentro la Catedral, un edificio de líneas góticas con un color cobrizo que la hace prácticamente única en el mundo. En uno de los laterales encontraremos un doble claustro de enorme valor artístico y arquitectónico. Ya en la parte posterior del edificio, casi pegado al río Rin, disfrutaremos de unas vistas singulares desde una terraza natural muy frecuentada por los turistas y por los habitantes de la ciudad.

Y para quienes quieran disfrutar de una visita llena de museos, Basilea también cuenta con algunos de los mejores. Como por ejemplo el Kunstmuseum (Museo de Bellas Artes); el Museo Histórico; o el Museo de Historia Natural. Sin embargo, en caso de querer entrar en estos edificios, deberemos disponer de tiempo. En algunos casos hablamos de emplear varias horas en visitar dichas instituciones.

Lo mejor para visitar Basilea es hacer una buena planificación dependiendo del tiempo que dispongamos. De esa manera tendremos claro qué cosas podremos ver. Esperemos que os guste la ciudad y la disfrutéis tanto como nosotros.

No se admiten más comentarios