Basilea. Guía de viajes y turismo.

Cómo llegar

Cómo llegar a Basilea desde otras ciudades. Explicaciones para llegar en avión, tren y coche.

¿Cómo llegar a Basilea? Es una ciudad que se encuentra comunicada perfectamente por tren, carretera y aire. Dependiendo del tipo de viaje que realicemos, será mejor una forma u otra. Desde su aeropuerto operan varias compañías low cost. A la estación de tren llegan viajeros de todas partes de Europa. Y las carreteras conectan muy bien el norte de Suiza con las zonas aledañas.

Cómo llegar en avión

Basilea cuenta con un aeropuerto internacional de lo más peculiar. El Aeropuerto de Basilea-Euroairport está situado en Francia, cerca de la frontera con Suiza y Alemania. Eso permitió a los 3 países tomar la decisión de explotarlo y gestionarlo de manera conjunta. Su nombre dice mucho al respecto: Euroairport. Funciona para las 3 ciudades que están situadas más cerca: Basilea, Mulhouse y Friburgo. Desde allí operan algunas de las compañías más importantes de Europa, como Swiss; así como alguna compañía de low cost, como Easyjet.

No olvidéis usar nuestro buscador de vuelos baratos para encontrar la mejor oferta para ir a Basilea. Podréis elegir volar desde cualquier ciudad española o de otro país.

Llegar en tren

Basilea tiene amplias opciones ferroviarias. A la estación de tren de Basilea-SBB llegan trenes desde otras ciudades suizas y también desde otros países europeos. Existen otras dos estaciones, como son la estación francesa SNCF y la estación alemana Badischer Bahnhof.

Si uno quiere desplazarse dentro del país usando los trenes suizos, la mejor opción es acudir a la página web de la SBB. Es la compañía de ferrocarriles de Suiza, y permite comprar los billetes online.

En coche

El coche es posiblemente una de las peores formas de llegar hasta Basilea por varios motivos. En primer lugar, las autopistas suelen ser de peaje, y los peajes suelen ser bastante caros. En segundo lugar, la gasolina allí es más cara que en muchos países de Europa. Y en tercer lugar, aparcar el coche en una ciudad como Basilea puede convertirse en un auténtico quebradero de cabeza. La mejor opción, en caso de elegir el coche como medio de transporte hasta la ciudad helvética, es aparcar a las afueras de manera gratuita y desplazarse hasta el centro en transporte público (autobús, básicamente).

Salir de la versión móvil