Basilea

Basilea es la capital del cantón homónimo y la segunda ciudad de Suiza después de Zurich. Esto es así por el número de habitantes que tiene en la actualidad. Esta ciudad constituye el acceso principal a Suiza desde el norte, pues está situada muy cerca de las fronteras con Francia y Alemania. Se encuentra emplazada en los márgenes del río Rin.

Precisamente es el río el que parte a la ciudad en dos: Grossbasel o Gran Basilea, en la orilla izquierda; y Kleinbasel o Pequeña Basilea, en la orilla derecha. Las personas que visiten esta ciudad encontrarán los edificios y monumentos más importantes de la ciudad en Grossbasel. De esta zona destaca por encima de los demás edificios la Catedral (Münster) de tonos rojizos. así como la Marktplatz y su ayuntamiento medieval. También encontraremos museos y otros edificios importantes por su antigüedad y significado. Así por ejemplo, tenemos el Hauptpost o la Peterskirche.

En la otra orilla, en Kleinbasel, lo más destacable es el paseo que se puede hacer por Oberer Rheinweg. Desde allí se tienen unas maravillosas vistas que ofrece de Grossbasel. También encontraremos algunos edificios de relevancia, como St. Theodor, una iglesia del siglo XV; o el museo Kleines Klingental, en cuyo interior podremos observar una colección de estatuas antiguas procedentes de la catedral. También cuenta con documentos, grabados, planos y maquetas de la antigua Basilea.

Sede de una próspera industria, comercio y actividad financiera, Basilea es también uno de los principales focos culturales de Europa central y una de las capitales del arte de Suiza. Asimismo, es una ciudad referente en cuanto a la integración de idiomas, culturas y religiones.

HOTELES EN BASILEA

Recuerda que puedes reservar noches de hotel en Basilea a precios verdaderamente increíbles gracias a Booking. Procura elegir bien la ubicación, siempre es preferible acomodarse cerca de una zona turística o con metro. No dudes en consultar las opiniones de los usuarios de los hoteles y sus valoraciones.

Disfruta de tu viaje a Basilea.

No se admiten más comentarios