El Wettsteinbrücke es el segundo puente más antiguo de Basilea. Después de desestimar varios proyectos por diversas razones, en 1876 se aprueba el proyecto definitivo. Lo más difícil era salvar la diferencia de altura entre las dos orillas del río, entre Grossbasel y Kleinbasel. Este problema se resolvió inclinando la pendiente del puente un 2,67%. Su construcción comenzó en 1877 y fue terminado dos años más tarde, teniendo como dato negativo el fallecimiento de tres trabajadores durante las obras. Tuvo su momento de fama en la Exposición Universal de París de 1878, donde recibió un premio. El puente, que cuenta con 3 arcos, recibió su actual nombre en 1881 en memoria del alcalde Johann Rudolf Wettstein.

A partir de 1935 comenzaron las obras para la ampliación del puente, que pasó de un ancho de 12,6 metros a 21,5 metros. El tranvía pasó a tener dos vías. Con una gran fiesta llena de público, la ampliación del puente fue inaugurada en junio de 1939.


El Mittlere Brücke, también denominado como “puente central”, fue construido en 1905 para sustituir al original, que estaba hecho de madera y que databa del siglo XV, que a su vez había sustituido a otros que se habían construido con anterioridad pero que habían sucumbido a la fuerza de las aguas del Rin. Del puente de madera se conserva, en el centro del actual puente, la capilla de 1478. En la cabecera del puente está instalada una Amazona broncínea de Carl Burckhardt, de 1923. La construcción fue restaurada en 2002.

Para su construcción se empleó granito del macizo de San Gotardo y mide 192 metros de largo. Cuenta con siete arcos, seis sobre el Rin y uno sobre Rheinweg, en Kleinbasel.


  • El Tiempo

  • Hoteles

  • Facebook

  • Twitter